Actualidad

14/12/2016

Algunas claves para hacer el marisco a la parrilla

Algunas claves para hacer el marisco a la parrilla

Una de las mejores formas de preparar la carne, el pescado y las verduras es con unas buenas brasas. La parrilla permite que los alimentos adquieran un sabor especial que es difícil de igualar. Eso es lo que ofrecemos en nuestro restaurante asador en A Coruña, una selección de carne y pescado que preparamos en unas brasas cuidadas para conferir todo el aroma a nuestro género.

Y es que, preparar un buen pescado a la brasa también tiene sus secretos. Así, antes de ponerlos a la parrilla es imprescindible limpiarlos. Tanto las ostras como las almejas o los mejillones, tienen que ser bien limpiados. Para ello puedes ponerlos bajo un chorro de agua fría y usar una escobilla pequeña o un cepillo.

Aunque no es necesario, algunas personas prefieren abrirlos y quitarles la concha superior para que sea más fácil su manipulación en la parrilla, y evitar una posible cocción.

Para quitar la arena de las almejas es bueno sumergirlas en agua con sal durante unos 30 minutos.

A la hora de poner el marisco en la parrilla tendrás que esperar a que se formen las brasas. El fuego debe ser constante pero no excesivamente fuerte. Para colocar las almejas o las ostras en una posición estable puedes utilizar una sartén con un poco de sal.

Cuando las conchas se abran estarán en su punto, así que será el momento de retirarlos. Si están abiertos lo sabrás cuando las orillas se encrespen.

Pero si quieres disfrutar de unos pescados a la parrilla sin necesidad de molestarte en su elaboración te aconsejamos que pases por nuestro restaurante asador en A Coruña.

En la Parrillada Buenos Aires vas a encontrar el genuino sabor de la cocina argentina a unos precios muy competitivos.